¿En Casa de Herrero, Cuchillo de Palo?

Seguramente has escuchado el refrán popular que dice “en casa de herrero, cuchillo de palo”. Como emprendedora, te puedo decir que esta frase es más común de lo que parece. Este refrán se refiere a aquellas situaciones en las que los profesionales nos ganamos el pan de cada día haciendo algo, pero ese algo hace falta en nuestra propia vida.

Momento de Iluminación

Me he dado cuenta de que la frase “en casa de herrero, cuchillo de palo” podría aplicar más para cuando le damos prioridad a todo, menos a nosotros mismos. ¿Te imaginas a los herreros forjando herramientas de hierro para otros, pero en su propia casa utilizan herramientas de madera? Algunos ejemplos más reales podrían ser:

  • Contadores que no tienen en orden su propia contabilidad
  • Doctores que descuidan su propia salud
  • Psicólogos que no siguen sus propios consejos
  • Fotógrafos que no tienen su propia foto profesional
  • Diseñadores gráficos que no tienen su propio logo
  • Chefs que no cocinan en su propia casa
  • Mecánicos que tienen su auto averiado

Paradójico, ¿cierto? Personas que descuidan sus necesidades propias, por las necesidades de los demás. Podría parecer servicial y altruista, pero a veces debemos detenernos y mirar a nuestro alrededor.

Momento de Reflexión

El mundo en el que vivimos nos hace creer que debemos priorizar siempre lo que es “urgente”. Además de atender a nuestra familia y responderle a nuestros amigos, también debemos atender a nuestros clientes para poder pagar las cuentas. Cobrar y pagar, cobrar y pagar, es un ciclo sin fin. Pero, ¿qué tal si hacemos una pausa, miramos hacia adentro, observamos nuestro alrededor y le damos prioridad a lo que es realmente importante?

Como perfeccionista te digo que siempre trato de buscar el momento perfecto para hacer las cosas que considero importantes. Como es algo tan importante, trato de buscar el día y momento perfecto, sin interrupciones, con las energías suficientes, con el “mood” adecuado, etc… Estoy segura de que también has pospuesto muchas cosas importantes por estar en esta misma situación. Si seguimos así, el momento perfecto nunca llegará y las oportunidades pasarán.

Así que si eres emprendedor, quieres serlo, o quisieras emprender algún proyecto personal o dentro de la empresa en que laboras… Te invito a que no esperes al momento perfecto para desarrollar todas esas ideas que tienes en la cabeza. Porque las urgencias pueden aparecer todos los días, pero depende de ti si por lo menos le dedicas 1 hora al día a eso que es realmente importante para ti. Cuando menos lo esperes, ya estarás preparado para romper el cascarón. 🐣

2 comentarios en «¿En Casa de Herrero, Cuchillo de Palo?»

Deja un comentario